Fontanería. Suministros de material para instalaciones de agua y gas.
17058
page-template-default,page,page-id-17058,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿Qué es y para qué sirve la fontanería?

La fontanería es el conjunto (o conjuntos) de conductos encargados de conducir y distribuir los fluidos dentro de los hogares, edificios, establecimientos o construcciones en general.

Una instalación de fontanería, para ser segura, cumplir con una buena distribución y un perfecto acabado, debe tener en cuenta tres factores fundamentales:

1.-la presión de la fuerza aplicada sobre la superficie.

2.-la altura desde donde el líquido o gas tiene el punto de inicio.

3.-la densidad del fluido que nos dará el espesor del caudal.

La fontanería nos permite la provisión de agua corriente o gas en una casa trayendo el fluido desde la acometida, que es el enlace entre la red pública de agua y la instalación interna. Esta instalación consta de una llave de registro centrada en un espacio comunitario y otra llave dentro de la propia vivienda, que se llama llave de paso y que se utiliza para cortar el suministro en caso de ser necesario.

La cavidad general de la instalación de fontanería se ubica en un hueco frente al domicilio. Allí se encuentra el contador o medidor que puede variar dependiendo de si es abastecimiento de líquido o gas. El contador sirve para conocer y controlar el consumo total.

Tuberías

Las tuberías que se utilizan en la fontanería varían según el uso y material. Se fabrican de distinto espesor según los requisitos de estanquidad que requiera la instalación. Siempre deben proporcionar la presión necesaria y no interrumpir la fluidez eficiente del líquido o gas.

En los exteriores entre las más conocidas tenemos:

Las de acero galvanizado que es un material utilizado desde hace mucho tiempo y que favorece la corrosión.

Las tuberías de cobre que se unen soldadas con calor, de fácil instalación y con gran tolerancia a las altas temperaturas, no generan condensación. Por lo que son ideales para ir empotradas en muros o paredes.
En las instalaciones interiores de fontanería, las más utilizadas son:

Las tuberías de polipropileno, de fácil y resistente unión, de soldadura térmica y que soporta hasta noventas grados centígrados con poca perdida de carga en el recorrido.

Las de Polietileno normalmente son tuberías con grandes aportaciones de flexibilidad que poseen menos resistencia en cuanto a dureza, sin desplazar su gran capacidad de tolerancia a la corrosión y calor.

Disponemos de todo tipo de tuberías, válvulas y accesorios de fontanería profesional. Todos los materiales. 

Consulte sus necesidades en los catálogos de nuestros proveedores.

Si no encuentra lo que está buscando, nosotros se lo encontramos.

Precios exclusivos para nuestros clientes.

No dude en llamarnos para pedir asesoramiento y presupuesto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies